Solidaridad, Pobreza y Equidad


El objetivo del sistema previsional es asegurar el futuro de los trabajadores chilenos una vez cumplida la edad legal de jubilación,  hombres 65 años- mujeres 60 años ,  y  finalizada la vida laboral activa, considerando además  la protección  del trabajador y su familia ante eventos que le impidan continuar trabajando o en caso de fallecimiento.

 

Así, el sistema se estructura en tres pilares:

 

  • Sistema de capitalización individual o Pilar Contributivo: el afiliado cotiza el 10% de sus ingresos brutos en una cuenta de capitalización administrada por una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP).

Cumplida la edad legal de jubilación, con los recursos acumulados se financiará la pensión del trabajador, en caso de fallecimiento de este, los recursos financiarán pensiones de sobrevivencia para los beneficiarios del afiliado.

 

  • Pilar Solidario: el objetivo del pilar solidario es dar protección y asegurar el bienestar de los adultos mayores pertenecientes al 60% más pobre de la población. Este pilar fue creado en 2008 y es financiado con recursos del estado. El beneficio está orientado a quienes no tengan ahorros previsionales  y así puedan  acceder a una  Pensión Básica Solidaria (PBS),  así como quienes hayan cotizado muy poco  puedan optar al Aporte Previsional Solidario (APS), que complementa sus ahorros para financiar una pensión mínima.
  • Pilar de Ahorro Voluntario: el sistema permite a sus afiliados optimizar y mejorar la futura pensión permitiendo que cada trabajador optar al pilar de Ahorro voluntario al que el trabajador puede acceder en su misma AFP o en otras instituciones autorizadas.