Cómo funciona el sistema de pensiones


El sistema de ahorro previsional funciona en base a la acumulación mediante la cotización mensual o depósito en una cuenta de capitalización individual gestionada por las Administradoras de Fondos de Pensiones, el monto equivale al 10% de la remuneración o renta imponible de cada trabajador más la comisión que cobra la AFP por gestionar dicha cuenta y un porcentaje adicional para acceder al Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS).

 

Cada trabajador es dueño del ahorro previsional acumulado durante su vida laboral y es responsabilidad de cada uno ocuparse de sus cotizaciones y pensión, sin perjuicio que el Estado garantice pensiones mínimas

 

Todos los  trabajadores dependientes e independientes que emiten boletas a honorarios deben cotizar obligatoriamente en las AFP,  en tanto,  los independientes por cuenta propia o  quienes no perciben renta  formal  pueden cotizar  de manera voluntaria en la Administradora de Fondos de Pensiones que elija,  así como  el tipo de fondo donde quiere que se inviertan sus ahorros.

 

El Estado cumple un rol subsidiario (garante) y contralor del sistema, valiéndose de organismos como las Superintendencias de AFP y de Valores y Seguros.